Saltar al contenido principal
Menú Principal
18 de Octubre de 2019

Automatización y empleo: Actores coinciden en rol clave de la capacitación

A la fecha, se estima que sólo el 1% de los puestos de trabajo son intensivos en las nuevas tecnologías. Se espera que al 2030 alrededor del 30% de las ocupaciones serán del ámbito de las tecnologías 4.0.

Luis Méndez, director del Observatorio Laboral Bío Bío (iniciativa del Sence que ejecuta la UBB), asegura que a la fecha en la Región sólo el 1% de los puestos de trabajo son intensivos en las nuevas tecnologías. También aporta que al 2030 alrededor del 30% de las ocupaciones serán del ámbito de las tecnologías 4.0. “Lo preocupante tiene que ver con que las nuevas ocupaciones serán intensivas en conocimiento, lo que hace fundamental la educación y la capacitación en temas pertinentes a las nuevas demandas ocupacionales del mercado del trabajo”, recalca Méndez. Es por lo anterior que el Estado debe jugar un rol muy activo, sostiene el director del Observatorio Laboral Bío Bío. “Debemos avanzar en modernizar y promover mejores resultados en educación, impulsando de modo más decidido la investigación científica y tecnológica. Tampoco podemos descuidar la capacitación, donde es importante invertir”, agrega.

Acciones del Sence

Óscar Aliaga, director regional del Sence, en línea con el Observatorio Laboral destaca: “el Sence trabaja a toda velocidad y estamos formando programadores, desarrollando talento digital, capacitando a los emprendedores en comercio electrónico y marketing digital, elaborando cursos con simuladores de inmersión total, planificando nuestros primeros cursos de pilotos de drones, de tecnificación de maquinaria agrícola, de paneles fotovoltaicos y electromovilidad”. Del mismo modo, detalla que “hoy tenemos más de 15 cursos de desarrollo tecnológico y emprendimiento, como Introducción al Machine Learning o programación en Javascript o wordpress, disponible para cualquier persona mayor de 18 años que quiera tomar esta capacitación”.

Visión de la CUT provincial

Sergio Gatica, presidente de la CUT Provincial, plantea que “en nuestra región desde ya un tiempo se vienen produciendo despidos por la automatización, lo vemos en el sector forestal, donde un software dejó sin empleo a los “despachadores”, ya que ahora esa función la realiza un programa que se instaló en las grúas. También lo vemos en el retail, donde están operando cajeros inteligentes, en las bencineras y en el comercio, es una realidad que existe y que por supuesto nos tiene muy preocupados”. En cuanto a posibles soluciones o acciones de mitigación del impacto de la automatización en el empleo regional, Gatica señala: “este escenario se puede mitigar con un adecuado trato de parte de las empresas, con una mayor preocupación por sus trabajadores, que estas pongan en práctica la famosa RSE y se preocupen, en caso de ser absolutamente necesario el despido, de reubicar al trabajador o capacitarlo con miras a una reconversión, laboral y social”. Cabe recordar que Gastón Saavedra, diputado por el distrito 20 y, hasta hace poco, presidente de la Comisión del Trabajo de la Cámara Baja advirtió en una entrevista realizada por este medio que “en el país el 42,2% del empleo actual está amenazado con desaparecer producto de la automatización”.

Sector empresarial

Ronald Ruf, gerente de la Cámara de la Producción y Comercio Bío Bío, señala a este medio en una nota anterior que “en el caso de la automatización de nuestra economía, es fundamental que las empresas de la Región puedan estar a la vanguardia en una materia que por un lado tiene relación directa con la eficiencia y productividad, y por otra, con los procesos de reconversión de nuestro capital humano. Una tarea que requiere de un trabajo en distintas esferas, pues implica cambios de paradigmas”. En tanto, Carlos Gajardo, seremi del Trabajo indica: “el papel del Estado es entregar mecanismos de capacitación” y puso énfasis en que se está avanzando en la coordinación entre la empresa, la academia, el Estado y los trabajadores en Bío Bío.

El caso de Valdivia

Héctor Figueroa Ramírez, abogado, Magister en Derecho del Trabajo de la Universidad de Concepción y socio a cargo del área de Derecho del Trabajo en Flores y Asociados abogados, aclara que “la Corte Suprema no se pronunció sobre el fondo del asunto, por lo que no podríamos hablar que esta sentencia (de un tribunal de primer grado de Osorno), refrendada por la Corte de Valdivia, implique un cambio en la interpretación tradicional de la legislación laboral en materia de despidos que han tenido los tribunales de justicia en los últimos años”. Requerido acerca de cómo prevenir despidos que tengan como causal la automatización, comenta: “el despido de un trabajador por reemplazo tecnológico, para ser justificado en el plano legal, ha de fundarse en una necesidad forzosa e inevitable, en consideración a circunstancias externas, como por ejemplo de mercado. Esta consideración no se encuentra presente en la sentencia del juzgado de letras del trabajo de Osorno ni el fallo de mayoría de la Corte de Apelaciones de Valdivia, por lo que estimo que sus decisiones son erradas”.

Fuente: Diario de Concepción

Click para escuchar texto.